Mantente al día Suscribete a nuestra página de facebook y mantente al día de las ultimas novedades.

Los misterios del castillo de Zorita de los Canes (Guadalajara)

20160206_162011 Imponente, yace suntuoso ante los ojos de la Historia y todos los pueblos que le han presenciado. Como anciano que cuenta las inolvidables experiencias que ha vivido a su nieto, el castillo de Zorita de los Canes (Guadalajara) ha sido testigo de los cambios sucedidos a lo largo del tiempo.

El tiempo es inalterable, corre sin avisar. Sin embargo, los muros del castillo guadalajareño hacen pensar  que el tiempo pasado es historia, el presente es un regalo, y el futuro es un misterio. Y ese misterio es una característica, un vivo retrato del castillo, cuyas ruinas nos advierten de que todavía tiene mucho que contar a aquellos que miran más allá y no se conforman con nada.

El castillo de Zorita de los Canes tiene muchas historias que contar, además de sacar a la luz su brillante magia en forma de leyendas y enigmas que rozan el ensueño. Pero siempre, suntuoso… e imponente.

 

¿Los alrededores del castillo de Zorita de los Canes constituyen un lugar de poder?

Definir un lugar de poder es una tarea compleja, ya que deben darse en ellos unas circunstancias concretas que en otros enclaves no existen.

20160206_162153Los castillos, en muchos casos, han sido construidos en emplazamientos singulares con ciertas propiedades que diferencian un lugar de otro. Y también aparece una constante que, en la mayoría de ocasiones, no se tiene en cuenta: el territorio donde se ha levantado un castillo en el pasado había tenido otras funciones para los diferentes pueblos que hubieran decidido asentarse en aquellas zonas. Es decir, es un enclave elegido a propósito por diferentes culturas con unos fines u objetivos claros. Lamentablemente, esas metas perseguidas constituyen un enigma para el hombre contemporáneo, siempre creyendo que puede dominar las leyes de la Naturaleza, cuando éstas dominan en su totalidad al ser humano.

Zorita de los Canes, así como sus alrededores, siempre han sido puntos escogidos por los ermitaños que se retiraban para dar paso a una vida más espiritual.  Cabe destacar la zona del conocido como “desierto” de Bolarque (llamado así por las malas condiciones del terreno que impedían instalar una población), donde pequeñas ermitas y resguardos en forma de cuevas sirvieron de refugio a aquellos eremitas que querían conectar con Dios desde la soledad. descarga

Es bien sabido que los eremitas no se retiraban a lugares al azar, sino que tenían un conocimiento previo de la zona para poder comunicarse con aquello que no comprendemos, para tener contacto con la divinidad. ¿Por qué los ermitaños elegían los alrededores de Zorita de los Canes y su castillo para intentar trascender e ir más allá de los límites establecidos?

 

El castillo de Zorita de los Canes y su posible relación con los Templarios.

Si existe alguna orden que no escogía los lugares donde establecer sus edificios sagrados al azar, ésa es la Orden del Temple, más conocida como los Caballeros Templarios.

Siempre relacionados con los conocimientos ocultistas y esotéricos, esta orden de monjes guerreros tenía una serie de conocimientos que en aquella época medieval no eran accesibles a cualquier individuo. Ese conocimiento fue una de las causas que provocó la destrucción de la Orden del Temple y que muchos de sus miembros perecieran en las llamas de las hogueras.

castillo-de-zorita-deLa zona de la Alcarria, donde se sitúa el pueblo de Zorita de los Canes, siempre ha estado muy vinculada a las tradiciones templarias. En esta comarca atestada de auténticos tesoros en forma de enigmas aún por descifrar, se encuentra una de las mayores concentraciones de construcciones atribuidas a la presencia de los Caballeros Templarios en España.

El castillo de Zorita de los Canes fue cedido por el rey Alfonso VIII a la Orden de Calatrava en 1174 y se convirtió en una fortaleza importante, llegando a ser una cabeza de Encomienda. La Orden de Calatrava, fundada por el abad cisterciense Raimundo de Fitero, entronca directamente con los Caballeros Templarios, siendo  una prolongación de éstos en España; muchos historiadores denominan a la Orden de Calatrava como “los templarios ibéricos”.

La orden de Raimundo de Fitero heredó las costumbres templarias, además de los conocimientos que poseían. Es un completo enigma el interés por parte de la Orden de Calatrava del castillo de Zorita de los Canes. Puede deberse a su condición estratégica, ya que se encuentra en un montículo rodeado por el río Tajo y era un punto esencial en la Reconquista. Pero, dejando de lado la historia oficial, también se debe tener en cuenta ese otro interés por el cual la Orden de Calatrava quería instalarse en el castillo de Zorita de los Canes; no hay que olvidar que el castillo perteneció a los musulmanes antes de la Reconquista, que eran los poseedores del conocimiento de la época, además de los encargados de introducir a través de la Península Ibérica el saber oriental y doctrinas como la cábala y la gnosis. ¿Sería ésta una razón plausible por la cual esos “templarios ibéricos” quisieran la plaza de Zorita de los Canes?20160206_162330

El castillo de Zorita de los Canes y el enigma de Recópolis, “la Troya visigoda”.

Uno de los grandes misterios que existen en la provincia de Guadalajara y que se encuentra a pocos kilómetros del pueblo de Zorita de los Canes es, sin duda alguna, las ruinas arqueológicas de Recópolis.

Recópolis, según la tradición, fue una ciudad construida en el año 578 por el rey Leovigildo dedicada a su hijo Recaredo (etimológicamente significa “Ciudad de Recaredo”). Es la única ciudad construida en su totalidad por los visigodos en la Península Ibérica, y tuvo que ser una gran ciudad que ocupaba un gran territorio, además de ser un centro importante para este pueblo.

A día de hoy, solo se ha descubierto una ínfima parte de Recópolis, pero esta mítica ciudad visigoda ocupó mucho más terreno que actualmente se desconoce debido al paso del tiempo y al aumento del cauce del río Tajo a causa del embalse de Bolarque. La ciudad debió extenderse a ambas orillas del Tajo, llegando a Zorita de los Canes y a campos colindantes. Fue una ciudad de gran esplendor, como así hace pensar los restos de estructuras propias de un asentamiento agrícola.

descarga (1)Varios investigadores e historiadores apuntan a que el castillo de Zorita de los Canes tuvo una función defensiva de la ciudad de Recópolis. Algunos van más allá, afirmando que las estancias del castillo correspondientes a la capilla todavía guardan restos que son el eco de esa legendaria urbe que podría ser considerada como la “Troya visigoda” y de la que todavía faltan por emerger la mayoría de sus ruinas. Recópolis fue una de las principales ciudades visigóticas de la Península y, sin embargo, fue olvidada por la Historia tras la conquista musulmana. Sin embargo, el castillo de Zorita de los Canes ha permanecido impasible ante las acometidas naturales y humana, siendo una fuente oficial de los misterios de una desconocida pero mágica comarca como es la Alcarria.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *