Escucha el ProgramaEscúchanos en IVOOX y descubre lo que hay
Al Otro Lado de la Realidad

¿Una pirámide en la provincia de Cuenca?

Lucas_Cranach_d.Ä._-_Das_Goldene_Zeitalter_(Nasjonalgalleriet,_Oslo)El ser humano siempre ha soñado con la existencia de un pasado donde la perfección campase a sus anchas, colmada siempre de abundancia tanto en terrenos materiales como inmateriales.

Ese sueño de una civilización primigenia que muchos denominan como la Edad de Oro traería maravillosas consecuencias. Según las mitologías de las culturas occidentales, esta civilización viviría en comunión con esos dioses que les otorgaban todo tipo de placeres.

La muestra del esplandor de esa Edad de Oro serían las míticas pirámides – siempre atendiendo a teorías basadas en hechos mitológicos- que se construirían según muchos investigadores a causa de esa perfección.

El Hombre construiría  pirámides primigenias para dar testimonio de esa comunión entre lo terrenal y lo divino. Pero esa comunión un día se truncó debido al aumento de la conciencia materialista y mundana del ser humano, que veía cómo podía superar a esas fuerzas superiores de la Naturaleza. Esas fuerzas de la Naturaleza decidieron acabar con su propia creación para poner al Hombre en su sitio;  de ahí vendría el “Diluvio Universal” como así lo cita la Biblia entre otros libros sagrados de diferentes religiones y culturas.

Esas pirámides primigenias, testigo del florecimiento de la etapa dorada que supuso esa primera civilización , desaparecieron por la destrucción o quedaron escondidas para la eternidad.

Esta historia de la supuesta Edad de Oro pueden ser más que fábulas dignas de cualquier romántico; también puede entrelazarse con el pensamiento humano que radica en demostrar que cualquier pasado fue mejor. Sean teorías ciertas o no,  la profunda reflexión sobre esa primera civilización perfecta vuelve a mi imaginación tras un descubrimiento sorprendente que ha tenido lugar en esta España Mágica que cada día me sorprende más, concretamente en Cuenca, provincia de misterios y maravillosidad derrochada en cualquiera de sus rincones.

pirámide en cañete 3 portada

¿Una pirámide en Cuenca?

Manuel Abril, que trabajaba en la Oficina de Turismo del municipio conquense de Cañete, pierde su empleo en 2011. Pero nunca sabría que su afición por la arqueología y la geología le llevarían a descubrir algo tan maravilloso y desconocido como lo que se encontró en la colina conocida como “El Cabezuelo”, en el valle del Río Mayor que recorre los alrededores de Cañete.

5e45c40f-166d-40da-b9e4-637797283b9fA Manuel Abril le llamó la atención los materiales geológicos que formaban aquella elevación, que no concordaban con las rocas que se encuentran por aquellas zonas. Esto hizo que su curiosidad por saber más aumentase.

Descubrió una oquedad en la zona superior de la colina, que fue el detonante para que éste comenzara a excavar por su cuenta para ver adónde llevaba ese agujero. El resultado fue sorprendente: encontró tres escalones de piedra que actuaban a modo de terrazas, que habían sido colocadas ahí por alguien por un motivo desconocido.

En esa búsqueda de lo imposible, el descubridor afirmó haber encontrado una moneda ibérica, una lasca de sílex, un trozo de sigillata romana (cerámica), y  un abalorio.  Tampoco duda de que esos tres escalones fueran solamente una parte desenterrada, pudiendo existir gran cantidad de piedra con un peso medido en toneladas, cuya procedencia no son de aquellos alrededores del pueblo de Cuenca.

Tras el asombro desatado por este forofo que supera al estudioso, decidió acudir a un geólogo con el objetivo de b95e90a4-96ef-4075-ad8b-16640c5a512dsaber qué era realmente la colina de “El Cabezuelo”. Éste le dijo curándose en salud que era un fenómeno natural en el que no ha intervenido para nada el ser humano. Esta conclusión no tiene ninguna razón de ser ya que, no convencido por la sentencia del geólogo, Manuel Abril acudió a un arqueólogo que le dijo que aquello se trataba de un oppidum, una fortificación situada en una elevación como elemento defensivo. Claramente esta sentencia dista mucho de la opinión del geólogo. ¿Es o no de origen natural esta supuesta pirámide de Cuenca?

Manuel Abril no duda de que ese promontorio de forma cónica se trata de” una pirámide creada en tiempos prehistóricos, a modo de reloj solar que servía para marcar las estaciones, dado que los días de los equinoccios de primavera y otoño, al ponerse el Sol por el cercano pico “Cabeza de Don Pedro” (una colina cercana), coincide en su puesta con la pirámide”, como así relataba al diario digital Voces de Cuenca.

8b287281-d1fd-4121-a8e6-274077e80f5aSe dice que los últimos descendientes de esa Edad de Oro fueron los prehistóricos, quedando vestigios de ese conocimiento dorado representado en la cultura megalítica que se desarrolló en gran parte de Europa occidental y donde en España se encuentran grandes ejemplos a destacar.

¿Por qué no puede ser una pirámide? ¿Existe alguna prueba clara que niegue que sea una construcción como las de Egipto, con la diferencia de que está en la provincia de Cuenca? Un misterio, por muchos tintes falsos que tenga, siempre tendrá algo de realidad; y esa veracidad merece la pena ser investigada.

2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *