Escucha el ProgramaEscúchanos en IVOOX y descubre lo que hay
Al Otro Lado de la Realidad

Los fenómenos paranormales en el hospital de Beelitz-Heilstätten, en Alemania.

Berlín, la capital de Alemania, ha sido fiel testigo de grandes acontecimientos de la Historia que serán recordados eternamente por su gran calado e importancia, así como su profundo significado.  Muchas de ellos son memorables; otros, no tanto. Pero de lo que estoy seguro es que la ciudad alemana por antonomasia no deja de sorprender a los viajeros y turistas que la visitan.

Beelitz_Heilsta_tten_II_Abandoned_Berlin_1364 Pero Berlín también tiene sus misterios, sus lugares  donde lo desconocido cobra forma. Lugares donde la  tragedia y el sufrimiento han marcado escenarios  concretos eternamente. Y esto es lo que parece suceder  no muy lejos de la ciudad de Berlín, en Beelitz, donde un  imponente hospital abandonado estremece a todo aquel  que pasa por sus cercanías.

Asombroso enclave para los amantes de la fotografía de  lugares abandonados, el hospital de Beelitz-Heilstätten  ha dado cobijo a innumerables pacientes de toda índole,  desde discapacitados mentales y personas tuberculosas hasta militares, como ni más ni menos que Adolf Hitler o Erich Honecker. Pero, en la actualidad, posee unos pacientes muy singulares, pues no se ven, aunque causan el terror en todo aquel que se atreve en entrar a tan espeluznante y terrorífico lugar.

La historia macabra del hospital de Beelitz-Heilstätten.

El complejo hospitalario fue creado en 1898 a modo de sanatorio para internar a aquellas personas o sujetos con síntomas de la enfermedad de la tuberculosis, mal que asolaba a muchas personas por esa época y que no tenía cura. El sanatorio de Beelitz-Heilstätten era uno de los más grandes de Europa, con un auténtico complejo hospitalario formado por 60 edificios situados en más de 2000 hectáreas.

Con la llegada de la Primera Guerra Mundial, el complejo hospitalario fue destinado a albergar a los heridos de la contienda de carácter internacional. Debido a su gran tamaño, un gran número de militares pasó por las instalaciones, ni más ni menos que 17.500 militares heridos. Muchos miles de ellos, acabaron pereciendo en Beelitz, que marcará para siempre el lugar.Beelitz-Heilstätten II Abandoned Berlin-1156

Uno de sus pacientes más conocidos durante este período fue un joven Adolf Hitler de 17 años, que estuvo internado en el hospital desde el 9 de octubre hasta el 4 de diciembre de 1916 tras ser herido en la batalla del Somme. La experiencia que tuvo en la conocida como Gran Guerra, hará que sea un punto de inflexión en el momento de crear la ideología de Hitler del nazismo.

En la II Guerra Mundial, Beelitz-Heilstätten jugó el mismo papel que en el anterior conflicto de grandes proporciones. Durante el avance hacia Berlín de los Aliados en 1945, tuvo que ser evacuado por el Ejército alemán. Finalmente será tomado por el Ejército Rojo de la Unión Soviética, transformándose en un hospital militar soviético, que estará en funcionamiento hasta el año 1994, incluso después de la desaparición de la URSS.

Es en este período cuando ocurre uno de los sucesos más terroríficos en Beelitz. En 1989 la zona fue asolada por los crímenes del psicópata Wolfgang Schmidt, más conocido como el “monstruo de Beelitz”. Se sabe que en el hospital cometió alguna violación necrofílica, esto es, abusar sexualmente de una persona cuando ésta ha fallecido.

Beelitz-Heilstätten II Abandoned Berlin-1278 También hay que mencionar que un  fotógrafo de 38 años acudía al lugar para  fotografiar a sus modelos en la sala de  quirófanos. En 2008 y, sin saber las  causas, éste estranguló a su modelo en ese  preciso habitáculo y después de muerta la  violó.

Tras los macabros hechos del monstruo de  Beelitz, en diciembre de 1990 fue  internado en el hospital un personaje  recordado no por sus buenos actos, como  era Erich Honecker, el dictador comunista  de Alemania. Honecker argumentó tener  un cáncer de hígado para ser trasladado a Alemania y así evitar ser juzgado en Moscú por los crímenes políticos perpetrados durante el régimen comunista de la Unión Soviética.

En 1994 y con la desaparición hace tres años de la URSS, el hospital pasó a manos de los alemanes que lo usaron como clínica privada destinada a tratar enfermedades relacionadas con la neurología hasta el año 2000, cuando Beelitz-Heilstätten es abandonado para siempre.

 

Fenómenos paranormales en el hospital de Beelitz-Heilstätten.

 

Tras su abandono en el año 2000, el hospital de Beelitz se vio sumido en la total oscuridad, avalado por los hechos trágicos y macabros que habían sucedido entre sus paredes durante todo el período de su funcionamiento.

Hay que mencionar que el enclave es habitualmente visitado por todo tipo de personas, no sólo de investigadores de lo paranormal o fotógrafos de lo abandonado, sino que es el hospital de Beelitz es habituado por vándalos y drogodependientes. Por lo tanto, la vigilancia ha aumentado considerablemente, aunque se puede acceder a través de la concesión de permisos, menos estrictos como pueden ser en España.Beelitz_Heilsta_tten_II_Abandoned_Berlin_1281

Pero sin duda alguna que el ruinoso hospital guarda entre sus muros fenómenos extraños de todo tipo, debido a ese dolor vivido en un pasado no muy lejano que ha impregnado el lugar.

Multitud de psicofonías se han registrado en el lugar, como gemidos de dolor, voces que incitan a la violencia o a que te marches del lugar. Existe una sensación negativa que hace que en muchas dependencias del complejo hospitalario de Beelitz-Heilstätten cualquier persona que entre en ellas siente un malestar generalizado que hace que tengas que salir rápidamente del lugar, sobre todo en las salas que sirvieron para recluir a los enfermos psiquiátricos y a los gravemente heridos de guerra.

Además, en varias ocasiones se han encontrado restos de animales que han sido objetos de sacrificios y ritos relacionados con el satanismo, así como ouijas, que únicamente hacen que esa sensación de entidades negativas aumente.

images (6) Los fenómenos extraños vinculados a la investigación  parapsicológica han sido presenciado incluso por los  vigilantes del complejo de Beelitz, donde las voces y pasos  escuchadas por éstos han sido recogidas en informes  policiales.

Tanto vigilantes como investigadores coinciden en que la  sala con mayor actividad paranormal es la que dio cabida a  los quirófanos, donde según los testigos es el punto donde  se recogen supuestos gritos, variaciones bruscas de  temperatura y también visiones de misteriosas sombras  que no deberían de estar ahí.

El halo de misterio es tal, que el cine ha aprovechado el lugar para ser el marco de escenas de rodajes como “Valkiria” donde Tom Cruise hace de Claus von Stauffenberg,  o “El pianista”, película dirigida por Roman Polanski; todos ellos apoyados en las historias que se cuentan de Beelitz-Heilstätten.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *