Escucha el ProgramaEscúchanos en IVOOX y descubre lo que hay
Al Otro Lado de la Realidad

El fantasma de la niña del Mercado de Triana.

240px-Mosaicodelmercadodetriana Lugares marcados por la tragedia, edificios donde el sufrimiento queda anclado  para la eternidad que, aunque el sitio con el paso del tiempo tenga otras funciones  totalmente diferentes, aparece cuando menos te lo esperas rebotando  los ecos  acontecidos en un pasado que no se debe olvidar.

Y uno de estos lugares que ha quedado marcado por el pasado y que tiene su  continuidad en la actualidad es el Mercado de Triana, el barrio que más derrocha  ese  sentimiento andaluz en la ciudad de Sevilla.

Se encuentra situado frente al puente de Isabel II y a las orillas del canal de  Alfonso XII, un pequeño brazo que suelta en la ciudad de Sevilla el río  Guadalquivir, se alcanza a ver desde su localización la catedral de Sevilla y la famosa Giralda.6a010536fa9ded970b0167643fccc0970b-500wi

En él, una sombra espectral propia de un fantasma se pasea por sus estancias causando el terror y el miedo a todo aquel que ha tenido la fortuna o desgracia de toparse con ella.

 

Historia del lugar donde se sitúa el Mercado de Triana: el castillo de San Jorge.

En el emplazamiento donde actualmente se encuentra el Mercado de Triana posee Historia, pues en él ha habido una serie de edificios y construcciones con funciones bien distintas y que ayudarían a comprender el enigma que hoy suscita el Mercado.

El terreno donde se asienta el mercado de abastos perteneció a las dependencias del castillo de San Jorge. De este castillo nada más queda una torre fortificada con su correspondiente ermita, y sus ruinas han servido para crear una especie de museo que lleva el nombre de dicho castillo para conmemorar su existencia.

entrada El castillo de San Jorge fue, en realidad, tiene su  origen en una pequeña fortaleza que tenían los  visigodos en su ciudad de Spalis ( Sevilla en época  visigoda), pero adquirió mayor importancia durante el  período en el cual la ciudad de Sevilla perteneció a los  musulmanes, que será llamado como el castillo de  Gabir.

Durante el dominio almohade, en 1171 el rey de Isbilia  Jucef Abu Jacub mandó crear el puente de Barcas que  unía las dos orillas, estando sujeto el puente a los  muros del castillo para dotarlo de una directa  comunicación con el otro lado de Sevilla, quedando  patente la importancia de la fortaleza en tiempos musulmanes.

Siete años después y con motivo del avance hacia el sur de los reinos cristianos del norte que daría lugar a la imagesReconquista, se cuenta que el que sería Sancho III de Castilla fue el encargado de iniciar el sitio a la fortaleza, aunque no concuerda con su rigor histórico, ya que este soberano castellano falleció en 1158.

El papel de reconquistador de la fortaleza correspondería a Fernando III el Santo, encargado de penetrar en las zonas de Andalucía, Extremadura y Murcia. Este rey de Castilla y con la ayuda decisiva de Ramón de Bonifaz y Camargo, mercader burgalés nombrado marino por deseo expreso del rey que rompió las cadenas del puente de Barcas al entrar por el río Guadalquivir con su escuadra dejando aislada la fortaleza, tomó la ciudad de Sevilla y, por tanto, el castillo cayó en manos de los cristianos.

MINOLTA DIGITAL CAMERA A partir de 1280 el  castillo pasaría a  pertenecer a la Orden  Militar de San Jorge, del  que recibirá el nombre de  Castillo de San Jorge a  partir de ahora, gracias a  su gran valor estratégico  para la defensa de  Sevilla. Con el paso del  tiempo y con la llegada  del fin de la Reconquista  y con el inexistente  peligro de ser atacado, el  castillo de San Jorge irá perdiendo importancia militar hasta que en 1481 cambie de funciones. Y estas nuevas funciones ayudarán a intentar explicar los fenómenos que suceden hoy en día en ese lugar exacto: el castillo de San Jorge pasó a ser sede de la Inquisición Española.

El Castillo de la Inquisición.

En 1481 se hace con el castillo de San Jorge la Inquisición Española, siendo ésta una de las sedes más importantes del Santo Oficio en nuestro país. Será sede inquisitorial durante 145 años hasta que las crecidas del río haga que el conde duque de Olivares lo repare y lo acondicione. Tras esta remodelación, la fortaleza se volvería a dar a la Inquisición hasta 1785.callejon_de_la_inquisicion_0

Durante el largo establecimiento de la Inquisición, esta fortaleza tuvo demasiado tiempo para torturar y ejecutar a una cantidad ingente de personas que se saliese de la línea marcada por la férrea y fanática creencia religiosa que predominaba en la época.

En esta fortaleza, según cuenta Giorgio Vasari, fue donde murió Pedro Torrigliano de hambre, un maestro renacentista encarcelado al ser denunciado por el duque de Arcos al haber destruido Torrigliano una escultura de la Virgen que no había realizado bien en un encargo de este noble.

img_9781 También en esta sede fue quemada en la hoguera la beata Dolores, una  religiosa de las carmelitas descalzas de Sevilla que era ciega, al ser  denunciada por mantener relaciones sexuales con su confesor, además  de  decir que hablaba con el Niño Jesús y de pertenecer a la corriente  monilosismo, similar al quietismo, que era considerada una doctrina  herética.

En el siglo XIX es demolido para crear residencias y en 1826 se crea el  actual mercado de abastos. En las obras de la creación del Mercado de Triana cabe destacar la aparición de un cementerio almohade, en el que encima estaría situado una parte de dicho mercado.

La niña fantasma del Mercado de Triana.Casa del portero02

En los últimos meses, diarios de Sevilla se hacen eco de que tanto vigilantes como el servicio de limpieza del Mercado de Triana han sido testigos de ruidos y de la visión de una sombra que deambula por las estancias del mercado.

Los testigos cuentan que es la sombra de una niña que lleva un vestido blanco, donde su cara permanece borrosa y se desplaza flotando sobre el suelo, pues según los testimonios no presenta piernas con los que poder andar.

Los testigos cuentan que la niña da unas vueltas por el mercado y desaparece de repente. Lo curioso es que las cámaras de seguridad captan movimientos pero no consiguen grabar a aquello que causa el movimiento, como si permaneciera invisible a la percepción de los aparatos de vigliancia del Mercado de Triana.

mercado-de-trianaIncluso nos cuentan personas de Sevilla a las que he tenido acceso que, en una ocasión, un vigilante presa del pánico por lo que estaba sintiendo en el interior del Mercado de Triana por la noche, que se sacó una silla y se sentó en el exterior presa del miedo. Esto sucedió, según me cuentan, en pleno invierno y con una fría noche sevillana, pero el frío no importó al vigilante con tal de salir de aquel lugar.

También cuentan que, estando en total silencio y soledad el lugar, se oyen sollozos de una niña que, según varios testigos del servicio de la limpieza, cuentan que se pasea por allí cuando cae la noche.

Puede ser la sugestión del miedo a la soledad o de la interpretación de la multitud de ruidos que ocurren en el Mercado de Triana, pero el cumplimiento de los parámetros en todos los testimonios de los testigos de lo insólito ante las visiones acaecidas, dan mucho que pensar y que tal vez, en este lugar, se oyen los ecos sufridores del pasado representados en una niña que, anclada entre dos mundos, pide justicia en este lugar.

fantasma-mercado-triana

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *