Escucha el ProgramaEscúchanos en IVOOX y descubre lo que hay
Al Otro Lado de la Realidad

El Palacio de Linares y sus supuestos fantasmas.

images (14) En pleno centro de la capital de España se encuentra uno de  los edificios más  conocidos en cuanto a misterio y a  fenomenología paranormal se refiere. Se han  escrito sobre él  ríos de tinta en los cuales existen luces y sombras, verdades y  mentiras, misterios y fraudes.

Cada vez que paso delante del antiguo palacio de Linares,  hoy  Casa de América, no puedo evitar el asomarme a ver si  puedo  vislumbrar algo por las rejas que lo vigilan. Ese  palacio  situado en una esquina de la plaza de Cibeles fue  durante un  tiempo un punto que llamó la atención de todos  los  madrileños y, posteriormente, los sucesos que  supuestamente allí ocurrían, dieron el salto a los periódicos de tirada nacional.

Voces, lamentos, sombras… el palacio de Linares es una de las Mecas de esa España Paranormal, donde lo imposible cobra forma y el miedo se apodera de él en cuanto en sus alrededores se escucha el nombre de “Raimundita”.

La leyenda del palacio de Linares.

Jose_de_Murga_y_Reolid,_marques_de_LinaresCuenta la leyenda que el edificio perteneció a los marqueses de Linares, una familia que había hecho fortuna en Cuba y que al volver a España construyen el palacio para fijar allí su residencia. El dueño se llama Mateo Murga, que tiene un hijo llamado José Murga.

José se enamora de Raimunda Osorio, hija de una tabaquera del barrio de Lavapiés, relación que su padre Mateo no aprueba, aparentemente porque son de distinta clase social. Tal es el amor que siente el joven José por Raimunda que el padre de éste decide enviar a su hijo a Londres con el fin de que olvide a su amada, objetivo que nunca conseguirá.

Cuando Mateo Murga fallece, José Murga vuelve a Madrid y se casa con Raimunda Osorio a principios del siglo XX, y fruto del matrimonio nace Raimunda, a la que llamarán “Raimundita” para diferenciarla de su madre.

palacio-linares La familia está muy feliz, viviendo como una familia normal hasta  que un día José se encuentra una carta de su difunto padre en la  que explica los motivos de su negativa a la relación entre su hijo y  la hija de la tabaquera. Según el padre de José, Raimunda es  producto de un amor prohibido entre él y la tabaquera y, por lo  tanto, José y Raimunda que se habían felizmente casado, eran  realmente hermanos.

Al enterarse de tal noticia la pareja y para no despertar cantares en  Madrid deciden ponerse en contacto con el papa de la época, que les habría otorgado una bula papal en la cual les permitía seguir casados pero en castidad. Por lo tanto, la hija del matrimonio, Raimundita, sería un estorbo, por lo que deciden acabar con su vida emparedándola en los muros del palacio de Linares, quedando entre sus paredes hasta la eternidad.

Se dice que tras emparedar a su hija la pareja se separó; Raimunda se metió a monja y José, tras realizar vida de soltero sin mantener relación alguna con otra mujer, murió, siendo enterrado según se dice en la capilla del palacio, aunque realmente estaría enterrado junto a su mujer en el panteón del Hospital de Beneficiencia de Linares, al cual cedieron sus bienes.

Tras fallecer José Murga el edificio quedó sumido en el abandono hasta que en 1990 se comenzó su acondicionamiento para albergar la casa de América, estando más de 100 años inhabitado y dependiente de su suerte, con una niña emparedada entre sus paredes…

Supuestos fenómenos paranormales en el palacio de Linares.palacio-de-linares-vazquez-1990-002

En mayo de 1990, en el palacio de Linares, un carismático edificio madrileño, se encuentra en obras de remodelación y restauración con el fin de acondicionarlo para alberga la Casa de América. Todo este proceso transcurre sin ninguna alteración hasta que en una noche algo sucede…

Obreros que trabajaban en la rehabilitación del palacio así como vigilantes comienzan a relatar con terror una situación sobrenatural e insólita que no acaban de entender: una sombra recorre los pasillos y dependencias del palacio de Linares cada noche, atormentando a todo aquel que es testigo de semejante escenario.

images Hacía demasiado tiempo que Madrid no era sobresaltado por un caso  paranormal de tanta índole. Los últimos grandes casos fueron la  famosa figura que se aparecía en los tejados de la Casa de las Siete  Chimeneas o el ilustre obispo que se aparecía en la calle Ayala, pero  que poco a poco habían caído en el olvido hasta que en ese palacio  situado en Cibeles volvió a resucitar los sucesos paranormales que  sucedían en Madrid.

La noticia de que ocurrían cosas extrañas en el palacio de Linares  corrió como la pólvora, acaparando toda la atención en los grandes  medios de comunicación de la época. Adquiere tanta difusión e importancia que, lo que hace unos años atrás era un edificio abandonado, ahora se convertía en un punto de reunión de investigadores de lo paranormal, curiosos y periodistas que acuden con el fin de toparse con todo aquello que habían contado los obreros y vigilantes. Y entre estas personas destaca una en particular que será clave en la trama que surgirá: la doctora Sánchez de Castro.

La doctora Carmen Sánchez de Castro y la falsa voz de “Raimundita”.

11118312_855741457819758_2119037428_nLa doctora  Carmen Sánchez de Castro era una investigadora que preparaba un libro y que, además de decir que en el jardín del edificio existían enterramientos de cadáveres, presentó unas supuestas psicofonías que habían sido obtenidas dentro del inmueble. En las supuestas psicofonías se oyen unos agónicos lamentos proferidos por una niña de nombre Raimunda, que busca desconsolada a su madre. Ésta es la conversación grabada:

–  ( Madre de Raimundita) Mi hija Raimunda.

– ( “Raimundita”) Mamá, mamá. No tengo mamá.

Estas grabaciones recorrerán todos los informativos de España, que dejan sin palabras y con los vellos de punta a toda la opinión pública.

palacio-linares-dormitorio Tras las psicofonías donde supuestamente se contacta con  “Raimundita”, se desencadena un auténtico boom en el que  comienzan aparecer supuestas fotografías en la que aparece la  fantasmal niña, así como supuestas voces escuchadas en la capilla  del palacio donde según la leyenda fue enterrado José Murga, no  muy lejos de donde se dice que fue emparedada su hija. Pero  también se empieza a poner en duda y en tela de juicio los  hallazgos que rodean a la casuística paranormal que acontece en el  palacio de Linares.

Los especialistas en voces psicotónicas aseguran que las  grabaciones de la doctora Sánchez de Castro corresponden a un  fraude. La doctora llegó a ser detenida por haber falsificado unos cheques y tras ser llevada a comisaría, esfumó del mapa, al igual que “Raimundita”. Poco tiempo después, Carmen Sánchez de Castro reconoció que la creadora de las psicofonías fue una actriz que había estado a cargo suyo.

Después de 25 años y ya transformado el palacio en la Casa de América el recuerdo de “Raimundita” sigue vigente. Entre las reuniones, presentaciones y todo tipo de actos que tienen lugar en el inmueble, se dice que todavía ocurren hechos inexplicables, difíciles de narrar como objetos que se cambian de sitio, ventanas y puertas que se cierran sin que nada ni nadie aparentemente haga tales tareas.

 

2 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *