Escucha el ProgramaEscúchanos en IVOOX y descubre lo que hay
Al Otro Lado de la Realidad

Las otras Sábanas Santas en España

215712_208750969154721_3147698_n ¿Realidad? ¿Un fraude típico del mercado de reliquias medieval? ¿Una  auténtica “fotografía” realizada al milímetro ni más ni menos que en la  Edad Media?

Estas preguntas son habituales cuando se asalta el tema de uno de los  grandes misterios que encierra nuestra Historia y que tiene como escenario  la catedral de Turín. En ella existe una capilla que resulta diferente a las  demás. Esto se nota en el primer momento que atraviesas la colosal  fachada para adentrarte en el recinto sagrado con el único fin de saber más  sobre ese eterno enigma que espero que algún día ceda en su empeño de  ocultar la verdad que guarda entre sus telas.

No fue complicado saber el lugar donde encontrar el motivo de nuestra  visita: al final del todo, en la zona del presbiterio, una enorme cola de curiosos se creaba ante nosotros cuyo final no se veía ante la multitud de personas que formaban tal escena. Yo ya tenía experiencia ante estos casos de lugares abarrotados por piadosos peregrinos en busca de saciar esas ganas de tener delante de sus ojos lo que considerarían como una verdadera proeza que solamente está alcance de una naturaleza divina. La larga espera para presenciar cara a cara a “la Moreneta” en Montserrat me sirvió de entrenamiento, con la excepción de un punto muy importante: en la Virgen Negra de Montserrat sabía lo que buscaba y lo que me iba a encontrar; en este caso, no.

Empero del asombro ante las nuevas realidades también se vive. Quería experimentar esa sensación de haber descubierto algo fascinante. ¡ Y vaya si lo experimenté! TECANEW2

Tras una hora y media larga tuve ante mí una imagen que nunca olvidaré. Admiré de rodillas el artífice de muchos quebraderos de cabeza en investigadores que dieron por fracasados sus estudios. Ante mí tenía un simple relicario de madera similar a un ataúd donde se guardaba la mayor reliquia que existe para los devotos cristianos. Una persona normal se preguntaría qué tiene de grandioso ver un ataúd de madera que no posee decoración alguna. Yo pensaba lo mismo hasta que alzé la mirada y vi que la capilla estaba presidida por un trozo de tela. Pero no un trozo de tela cualquiera,no. En él había plasmada una cara. Ese preciso instante nunca lo olvidaré, puesto que lo que sentí nadie lo creería.

Lo único que puedo contar es que la hora y media de larga cola mereció la pena para arrodillarme ante la Sábana Santa y realizarme a mí mismo una pregunta que espero que algún día de mi vida pueda contestármela: ¿Quién es ese Hombre?

La Sábana Santa y nuestra España Mágica, mezcla maravillosa.

La Sábana Santa, sea de quién sea, ya es maravillosa de por sí. Pero España, que aúna un sinfín de prodigios en sus tierras, no podía quedarse atrás sin poseer objetos de tal calibre.

216941_208540002509151_7165945_n En Nuestra Piel de Toro encontraremos más de 20 sábanas santas, ya  sean mantos o paños que reflejan una figura o imagen de alguien.  Algunas, con el tiempo, desaparecieron a causa de las páginas negras de    nuestra Historia; otras, permanecen impasibles ante el paso del tiempo,  dando esa esencia particular que merece España y que la hace más  Mágica aún.

A continuación, realizaremos un recorrido, esto es,  el mejor recorrido  que se haya hecho jamás por nuestro país de las sábanas santas  españolas, que encierran su particular halo de misterio, son portadoras de muchos milagros y pertenecen, incluso, a una porción de la Síndone de Turín. Cuando acabemos nuestra mágica ruta nada será lo mismo, nada será igual.




El Santo Sudario de Oviedo, ¿ pertenece al mismo hombre que fue cubierto por la Sábana de Turín?

Nuestra primera parada obligada será Oviedo, concretamente su catedral. En ella se diferencian dos partes: una parte de estilo prerrománico y otra de estilo gótico. Nos centraremos en esa zona prerrománica, muy pequeña comparada con las tres naves góticas.

03 Nada más llegar, nos dirigimos a ese conjunto  prerrománico, con el fin de visitar la Cámara Santa, de la  que se cuenta que guarda más tesoros que todas las  iglesias de España.  Aquí encontraremos las bellas joyas  pertenecientes a la monarquía astur y al artífice de  nuestro viaje, el Arca Santa.

El Arca Santa no tiene nada que ver con el Arca de la Alianza, pero explicaremos a través de una nota que conseguimos en el propio conjunto religioso y que se titula “Breve sumario de las Santas Reliquias que en la Cámara Santa de Oviedo se veneran”. En el apartado en el que habla sobre el Arca Santa, la explica así:

«A todos y a cada uno de los fieles cristianos que vean las presentes letras hacemos saber: Que Dios Nuestro Señor, por su admirable poder, transportó una cierta arca hecha de una madera incorruptible por los discípulos de los Santos Apóstoles, de la Ciudad Santa de Jerusalén a África, de África a Cartagena en España, de Cartagena a Sevilla, de Sevilla a Toledo, de Toledo al Monte Sacro en las Asturias y de allí a esta Santa Iglesia del San Salvador de Oviedo, donde fue abierta el arca. Los fieles encontraron entonces un gran número de cofrecillos de oro, de plata, de marfil y de coral, que abrieron con gran veneración. Y vieron atados a cada reliquia ciertos diplomas que indicaban claramente su procedencia.

Encontraron:
-la mayor parte del paño con el que Cristo, nuestro Redentor, fue enterrado en el sepulcro, así como su precioso sudario, teñido con su santísima sangre, gran parte de la Verdadera Cruz, ocho espinas de su sagrada corona, un trozo de la caña que los judíos le pusieron en sus manos a guisa de cetro, un trozo de su túnica, un fragmento de su tumba, un jirón de los pañales que le cubrían en el pesebre, pan de la Santa Cena, maná que Dios hizo llover para los hijos de Israel, una imagen de Cristo en la Cruz, una de las tres que Nicodemo hizo a su semejanza, un gran trozo de la piel de San Bartolomé, apóstol, la casulla que la reina de los Cielos dio a San Ildefonso, arzobispo de Toledo, leche de la misma Madre de Dios, cabellos suyos y una parte de sus vestiduras, uno de los treinta denarios que recibió Judas cuando vendió a Nuestro Señor Jesucristo, algo de tierra que el Redentor holló con sus pies antes de subir a los Cielos y cuando resucitó a Lázaro, un fragmento de la capa del profeta Elías, de la frente y de los cabellos de San Juan Bautista, cabellos con los que la bienaventurada Magdalena secó los pies de Cristo, una de las ramas 02 (1)de olivo que tenía Cristo en las manos cuando entró en Jerusalén, un trozo de la piedra en la que se sentó Moisés cuando ayunó en el Sinaí, un trozo de la varita con que el mismo Moisés separó las aguas del mar Rojo, un trozo del pescado asado y del pastel de miel que Nuestro Señor comió con sus discípulos cuando se les apareció después de su resurrección, la sandalia del pie derecho del apóstol San Pedro y parte de la cadena de su prisión, un cuchillo de la rueda con la que fue martirizada Santa Catalina, la escarcela de San Pedro y la de San Andrés, reliquias de los santos profetas, mártires, confesores y Vírgenes se guardan aquí y hay tal número de ellas que sólo Dios lo sabe.
Tales son los dones concedidos a esta iglesia por misericordia divina, fortificando la religión cristiana y librándonos de la esclavitud de los sarracenos. En testimonio de lo cual, nos, Deán y Capítulo de la Santa Iglesia de Oviedo, hemos hecho extender y extendemos las presentes.»

Así aparece reflejado en dicha nota la descripción del Arca Santa así como todo lo que en ella se guardaba. Todas esta reliquias fueron a parar a Asturias huyendo de la conquista musulmana que estaba sufriendo la Península Ibérica. Pero si hay una reliquia por la que los peregrinos tienen una especial predilección, esa el Santo Sudario de Oviedo.

002D1AST-OVI-xxx-P1_1 El Santo Sudario es una tela blanca de lino que se encuentra manchada de  sangre seca y arrugada. Según la tradición, este Sudario fue el que tapó a  Jesucristo en el momento que fue bajado de la cruz para sepultarlo. Se cuenta  que llegó a España desde Jerusalén, ya que la Ciudad Santa iba a ser atacada en  el año 614 por los persas al mando de Cosroes II. El presbítero Filipo las puso en  buen recaudo en Alejandría, pero un nuevo ataque persa al norte de África hizo  que el Santo Sudario, guardado en el Arca Santa, cruzara el Estrecho y llegara a  nuestro país.

Llegaron las reliquias a las manos del obispo de Écija, que se las cedió a san  Leandro, obispo de Sevilla. El siguiente que tuvo las reliquias en su poder fue  San Isidoro de Sevilla, que no dudó en trasladarlas a la capital de reino visigodo,  Toledo, donde su alumno San Ildefonso era arzobispo.

En la primera mitad del siglo VIII y con la invasión musulmana, las reliquias fueron a parar a Monsacro, un monte asturiano donde estuvieron en la ermita de Santiago 80 años hasta que Alfonso II el Casto las movió a la recién creada Cámara Santa.

En 1071 con la visita de Alfonso VI se abrió el Arca Santa y ordenó que se recubriera de plata por el contenido que poseía.

A partir de 1113 son muchos los documentos que hablan sobre el Santo Sudario y sobre la desviación de los peregrinos que iban hacia Santiago para venerar el Sudario. Actualmente el que quiera ver el Sagrado Lienzo deberá acercarse los días de Viernes Santo y en la octava del jubileo de la Santa Cruz. el-santo-sudario_106728

El Santo Sudario ha sido experimento de muchas investigaciones científicas con el fin de arrojar luz sobre su autenticidad en relación con la Sábana Santa de Turín.

El iniciador de estas investigaciones fue Giulio Ricci, presidente del Centro Romano de Sindonología y miembro de la curia vaticana. Según esta investigación existe una compatiblidad entre los Sudarios de Turín y de Oviedo, argumentando el los dos lienzos poseen sangre del mismo tipo, y por lo tanto, cubrieron al mismo Hombre.




En 1979 y a petición de Ricci, un palinólogo suizo llamado Max Frei fue el encargado de crear un informe pericial entre las dos Síndones. Frei descubrió que los lienzos de Oviedo y de Turín existen restos de polen que es típico de05   Palestina. También encontró restos palinólogos en el Sudario de  Oviedo procedentes del norte de África, lugar en el que estuvo el  Arca Santa antes de entrar a España. En 1985 el doctor Baima  Bollone realizó una investigación fotográfica de diferentes  maneras, de donde procede la famosa foto en negativo del rostro  del Hombre al que cubrió las Sábanas Santas.

04En 1987 el Centro Español de Sindonología presidido por Guillermo Heras crea un grupo de investigación para conocer más sobre la autenticidad del Santo Sudario de Oviedo. Es en 1989 cuando obtienen el permiso de lanzarse a la aventura en busca de nuevas pruebas. Tras un año investigando en Oviedo, dieron sus conclusiones en las III Jornadas de la Sábana Santa celebradas en Valencia en 1990.  Dictaminaron que el grupo sanguíneo del Sudario de Oviedo era el AB; el lienzo presentaba altos niveles de haber sido contaminado, pero no quiere decir que sea un motivo de fraude; estuvo colocado en la cabeza de un hombre adulto y éste tenía el pelo y la barba larga. En la zona suboccipital presenta heridas de un objeto punzante, la nariz la tiene reventada y desviada a la derecha. El cuerpo presentaría un edema pulmonar debido ya que muchas manchas del lienzo dan positivo al respecto. El Hombre estaba muerto cuando fue envuelto en la Sábana…

 

El Santo Sudario del monasterio de Santa Catalina de Siena (Valladolid).

catalina2 Muy pocos saben que vallisoletano monasterio de Santa Catalina guarda  en sus haberes un preciado tesoro proveniente ni más ni menos que de  Turín. Parece un dibujo, que lo es, pero su origen y sus atribuciones  milagrosas hacen que este Santo Sudario sea digno de mención. Fue uno  de los objetos más venerados de la ciudad de Valladolid y fue donada a  principios del siglo XVII por la duquesa de Alba doña María de Toledo a  este convento dicho lienzo perteneciente a su marido, el duque de Alba  don Fadrique.

Se dice que es milagrosa desde su creación, quedando recogido dicho prodigio en los “Anales de 1607”:

” Sucedió que al pasar el duque don Fadrique , al pasar por Saboya en el tiempo que hacía guerra a los herejes , porque llegando a su noticia la preciosísima reliquia del Santo Sudario que tiene aquella ciudad hizo llevar un pintor para que copiase aquella santa reliquia, y no teniendo más que echadas las primeras líneas, (…) se partiere luego por lo que estaba el enemigo ya en campaña. Viendo que no podía conseguir el fin de sus santos deseos, pidió al gran duque de Saboya, que para no se fuera sin aquel consuelo de su devoto espíritu, mandase se pusiese sobre el Santo Sudario aquel lienzo en que deseaba se copiara, Santo Sudario-Igl Porta Coeli-Valladoliddoblada para con el santo, combado se le comunicase su virtud (…) Hízose como su excelencia lo había suplicado: y Dios nuestro Señor que de los santos afectos, y deseos de sus siervos quiso premiar el santo celo y devoción de su excelencia con un prodigio de su infinito poder, porque habiéndose puesto el lienzo que se refería sobre el Santo Sudario, al sacarle se halló en el estampado, la efigie del Santo Sudario pasando los dos pliegues del lienzo con santa perfección y semejanza en todo, (…)que no se pudo discernir ni reconocer cuál de los dos fuera el original o cuál el milagroso. (…) Está hoy este Santo Sudario en el monasterio de la Laura, cuya historia escribimos (…) Una vez cada año el segundo día de la Pascua de Resurrección a cuya solemnidad acude innumerable gente así de la ciudad como de los lugares de su comarca. Murió pues este caballero estando en el sacrosanto sacrificio de la misa, adorando en él a su Dios y su redentor Jesucristo. Hubo manifiestas señales de que en la hora de su muerte le favoreció con su presencia el apóstol San Pablo, de quien era muy devoto…”

sudario Cabe recordar que Turín pertenecía en aquella época al ducado de Saboya, como  aparece recogido en los “Anales de 1607” y por lo tanto, el milagro acontecido crearía  una réplica de la Sábana Santa de Turín, que es de la que se copia tras tenerla delante.

El Santo Sudario del convento vallisoletano posee las mismas características de la  Sábana Santa de Turín, y es una de las mejores réplicas que existen de ella, teniendo  además un halo de misterio debido a un hecho milagroso muy difícil de explicar en el  que entran en juego fuerzas sobrenaturales que sólo están al alcance de poderes de  naturaleza divina.

 

El Sudario de Torres de la Alameda (Madrid), un lienzo bendecido por la Sábana Santa de Turín.

Sabana Santa (12)En los enclaves más insospechados te topas con la magia que posee España. Esto ocurre en un pueblo madrileño llamado Torres de la Alameda, donde presumen de poseer la Sábana que cubrió a Cristo instantes después de bajarle de la cruz.

Como sabréis, es una réplica más, pero los habitantes de este pueblo de la Vega del Henares, a unos 30 kilómetros aproximadamente de la capital, guardan este lienzo a través de los siglos como si de un tesoro se tratara. Y es que en realidad, el Sudario de Torres de la Alameda es una reliquia a destacar.

Este Santo Sudario llegó a Torres de la Alameda allá por el 1620, traído por un clérigo desde tierras de la vecina Cuenca. Es más antiguo del que se conserva en el monasterio de Santo Domingo de Silos, aunque no posee una leyenda que tiene como protagonista a Margarita de Austria, que al cortar dicha tela, de repente ésta empezó a sangrar.

sabana+santa+turin+Torres+de+la+Alameda+madrid Lo que sí tiene el Sudario de Torres de la Alameda y de lo que presumen sus habitantes  es de ser la única réplica de la Sábana Santa que ha sido bendecida por la Síndone de  Turín. Se cuenta que en el momento de ser calcada del lienzo italiano, se dispuso a  ponerla en contacto con ella para que así quedara bendecida por ella para siempre. En  él reza un inscrito que dice así: “ESTE ES EL VERDADERO RETRATO DEL  SANTÍSIMO SUDARIO”.

Lo cierto que este Sudario se ha salvado en innumerables ocasiones de los conflictos  vividos en España. El más reseñable fue el acontecido en la Guerra Civil, donde el  Sudario tuvo que ser escondido en una casa de un particular para que las tropas  republicanas no acabaran con él y con su fantástica historia.

Actualmente se expone en la ermita de la Soledad los Viernes Santos para ser objeto de  devoción, pero se quiere realizar un proyecto para que esté expuesta durante todos los días del año y así dar a conocer a una de las reliquias más destacadas y menos conocidas que encontramos en Madrid.




La miniatura de la Sábana Santa de las estancias de Felipe II en el monasterio de El Escorial. 

foto_1217Toda reliquia importante tiene que tener su presencia en el Olimpo de los objetos de poder. Y ese hogar santo de las reliquias no es otro que el magnánime monasterio de San Lorenzo de El Escorial (Madrid), levantado en la ladera del mágico monte Abantos.

Considerada la Octava Maravilla del Mundo, el rey Felipe II como gran coleccionista de reliquias y obsesionadas con poseerlas todas llegó a reunir más de 7000 objetos pertenecientes a santos o, como en este caso, a Jesús.

En sus últimos días de vida y para mitigar el dolor que sufría por las graves enfermedades que padecía, se decidió ponerle por la cara y por las zonas del cuerpo todas las reliquias que poseía, teniendo turnos para que todas pasaran por el cuerpo del monarca. También se colocó en sus estancias del monasterio alcobafelipede El Escorial obras como el misterioso “Jardín de las Delicias” de El Bosco para que el Felipe II las viese desde su cama durante todo el tiempo. Una de estas obras que se colocó justo delante de su cama fue una réplica en miniatura de la Sábana Santa de Turín, que se enmarcó y colocó para que el rey con el mayor imperio de la época lo viera en sus últimos días a todas horas una copia de la mayor reliquia que existe.

A día de hoy, podemos ver esta réplica justamente en el mismo lugar donde se encontraba cuando fue expresamente colocada ahí a petición de Felipe II. Se encuentra en la habitación donde está la cama del emperador, encima de un baúl y rodeada de pinturas cuyos personajes vieron cómo la vida del dueño del mundo se apagaba poco a poco.

 

Hemos citado algunos de los lugares que presumen y que pueden decir que poseen una de las preciadas reliquias del mundo cristiano como es la Sábana Santa o Sudario. En el mapa de a continuación aparecen los puntos totales y exactos donde podemos ver este objeto que dio, da y dará muchísimo que hablar…

 




Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *