Escucha el ProgramaEscúchanos en IVOOX y descubre lo que hay
Al Otro Lado de la Realidad

Ambite, pueblo de leyendas.

¿Qué sería de muchos pueblos si no fuese por sus tradiciones, leyendas o celebraciones? Un pueblo sin leyendas ni tradiciones está abocado a desaparecer , además de estar condenado al más absoluto ostracismo del olvido.

Hay pueblos que son conocidos por sus fiestas; otros son conocidos  por una tradición que se realiza desde tiempos inmemoriales y que de alguna forma u otra representan e identifican a dicha población.  Pero pocos son los pueblos que son conocidos por las leyendas e historias asombrosas que tienen lugar en ellos.

Estos pocos pueblos que, como embajadores y portadores de la bandera del misterio, poseen una magia asombrosa que les impide caer en ese oscuro olvido conduciendo a estas localidades, y no me paso «tres pueblos» (nunca mejor dicho), a ser legendarias.

Uno de los inmejorables pueblos mágicos que existen en España es uno que se encuentra en la Alcarria madrileña, sirviendo como frontera entre la Comunidad de Madrid y la provincia de Guadalajara. Este precioso enclave, bañado por las tranquilas aguas del río Tajuña y rodeado de una naturaleza evocadora, atrajo ni más ni menos que a la corte de Felipe II y a posteriores miembros de la más alta sociedad, quedando mostrado en la construcción del suntuoso palacio que hoy alberga dicho lugar, construido en la primera mitad del siglo XVII. Me estoy refiriendo al pueblo de  Ambite, pueblo de leyenda y magia.images

Ambite de Tajuña no es una localidad muy grande, sino más bien todo lo contrario. Pero entre    sus  calles, caminos y alrededores se respira un espléndido aroma que muy poca gente entiende y  que,  para poder comprenderlo, debes de poseer  la capacidad de asombrarte, virtud destacada en  todos  los que realizan andanzas por esas rutas mágicas de nuestro país.

A todos vosotros, Quijotes en un mundo de Sancho, que buscáis y os asombráis día a día con todo  aquello que roza lo imposible, os recomiendo conocer las leyendas e historias que esconde Ambite  en lo más hondo de sus lindes. En ese momento de que la conozcáis de primera mano veréis como  no estoy tan loco…

 

LA ENCINA DE AMBITE, PUNTO DE ENCUENTRO DE LOS ENAMORADOS:

En el recinto del palacio de Ambite existe una encina cuyo antigüedad se cuenta por cientos de años ( concretamente de 600 años) y que es testigo muda de una leyenda que no es fácil de recordar.

Se cuenta que donde está emplazado actualmente el palacio, en la Edad Media, vivía un  noble y una doncella. Todos los días acudían a la sombra de la encina, que era el punto de encuentro para ellos donde se demostraban su amor. En la encina, los dos enamorados cogían una bellota para saborearla, y ésta sabía dulce como si el propio árbol bendijera esa relación.

Todo era hermoso y muy bonito, esta joven pareja se amaba con locura quedando demostrado en las bellotas dulces que la encina obsequiaba a los enamorados. Pero todo fue demasiado bonito mientras duró.47003_540x360

Al joven noble le llegó la noticia de que tenía que partir a la guerra que se libraba por aquel entonces en la Península contra los musulmanes, dejando sola a la joven doncella. La joven, al ver que su amado no volvía, acudía en soledad a la encina que tan felices les hizo cuando su pareja estaba con ella.

La joven, como una costumbre inolvidable, se atrevía a disfrutar de las bellotas de la encina pero nada era lo mismo y nada iba a ser igual. La encina ya no le regalaba esos sabores dulces, sino que las bellotas eran amargas, como el sentimiento que sentía la doncella tras ver cómo su amor no volvería jamás de la guerra.

La doncella lloraba tan desconsolada ante el veredicto de las bellotas de la encina, que se dice que este árbol obtuvo unas raíces tan consistentes producto de las lágrimas que eran derramadas por la joven chica.

Esta leyenda se ha transmitido de generación en generación y aún, en la actualidad, alguna que otra pareja de novios acuden a la sombra de la encina para probar el sabor de sus bellotas e intentar vaticinar cómo será su relación en un futuro.

 

LA CRUZ DE AMBITE  Y  «EL LIGNUM CRUCIS » DE LA IGLESIA DE LA ASUNCIÓN:

Desde el pueblo de Ambite se hace visible al este un escarpe de no más de 200 metros en el que destaca una cruz de piedra que yace suntuosa en tan hermoso paraje. Gracias a la cruz esta zona del saliente se como «la Cruz de Ambiente». Este lugar no sería tan destacado si no fuera porque también encontramos una leyenda que marca a este enclave y por el que se explica la situación de dicha cruz en este lugar.

Según cuenta la leyenda, había un fraile que por la noche viajaba montado a caballo por esta zona desde los pueblos cercanos de la vecina provincia de Guadalajara.

Una noche de tormenta le tocó viajar por esta zona ligeramente elevada, pero que con el temporal se hacía peligrosa. Tal fue así que, con la caída de un rayo, el caballo donde iba montado el fraile se asustó e hizo que se desbocara provocando la inminente caída por el saliente del corcel y de su jinete.

En un intento desesperado por salvar la vida, el fraile pidió a gritos la ayuda de Dios, pues era el único capaz de cambiar esa crónica de una muerte anunciada. De repente, las herraduras que llevaba el caballo milagrosamente se quedaron clavadas en el suelo inmovilizando al animal, salvando al caballo y al fraile de caer al vacío. Las plegarias del religioso surgieron efecto ante la incredulidad de él. De hecho hoy en día podemos presenciar las marcas de las herraduras en el suelo donde se encuentra construida la cruz, como testigo de una leyenda mágica.

cruzdeambite Ante el milagro que había vivido, el fraile decidió ir a peregrinar a Tierra Santa, y  ya en Tierra Santa conseguir una reliquia tan extendida como es una supuesta  astilla de la cruz donde murió Jesús, o más conocida como «Lignum Crucis».El  fraile cumplió con su promesa y volvió de Tierra Santa con la preciada reliquia y la  trajo al pueblo.

La historia de la consecución del Lignum Crucis varía según la leyenda, ya que  otras fuentes cuentan que realmente el fraile no consigió dicha reliquia en Tierra  Santa, sino que se la trajeron de Roma gracias al mercado de reliquias que existía  en la época.

Fuera cual fuese la procedencia, el Lignum Crucis que consiguió el fraile  actualmente se conserva en la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, en el    pueblo de Ambite y se muestra el 3 de mayo en la fiesta de la Santísima Cruz.

Con objeto del milagro acontecido al fraile, en el lugar exacto donde se produjo el hecho divino y donde encontramos las huellas de las herraduras del caballo, se colocó una cruz de piedra que avisa de lo que allí aconteció a todo al que sube a la zona elevada donde lo insólito cobró forma.

 

LOS MISTERIOSOS OJOS DE AMBITE:

Si hay un sitio que representa a Ambite haya por donde se menciona es, sin duda alguna, ese monumento poco peculiar que encontramos nada más entrar o nada más salir del pueblo según se vea.

Este monumento consta de tres arcos realizados en piedra pero con una decoración inusual: está decorada con azulejos en los que aparecen dibujos de ojos, habitualmente acompañados de enigmáticas frases en el que el lector debe codificar los mensajes ocultos en ellas.

Los Arcos de los Ojos o el Monumento de los Ojos fueron levantados por el habitante del propio pueblo Ambite llamado Federico Díaz en los años 60.

Federico Díaz, ya fallecido, era un personaje enigmático y que todo el mundo recuerda en Ambite porque se dice de él que llegó nada más y nada menos que al Círculo Polar Ártico. Federico estaba totalmente obsesionado por los ojos y todo lo relacionado con ello, y esa obsesión fue desembocando en una locura total sobre los órganos que nos permiten el don de la vista. Asimismo cuentan que en la construcción del monumento de ojos recibió ayuda de un extranjero del que nunca supieron nada.

La sensación al tener delante tantos ojos es inusual: te sientes observado por decenas de ojos que parece que te miran única y exclusivamente a ti. Parecen como si estuvieran pidiendo a gritos contarte una historia y que algo lo impide, siendo el único vehículo transmisor esos misteriosos ojos.ric5

Hay un azulejo que eriza el vello a cualquiera que lo vea: aparece El Greco sin ojos y en el azulejo reza la frase: » Los ojos de El Greco no padecían ninguna enfermedad pese al alargamiento de sus figuras».

Este lugar donde se encuentran los Arcos de los Ojos es evitado por los habitantes de Ambite porque según ellos está «hechizado» y no trae muy buen augurio y los sentimientos que perciben allí no son los más agradables para ello. Esto puede ser una prueba del mal estado en el que se encuentra dicha construcción, además de que existan en él signos de vandalismo de aquellos que no respetan su propia identidad.

El Monumento de los Ojos de Ambite es uno de los misterios que encierra este municipio y que no entendemos bien el porqué de su construcción. Da que pensar como si su autor quisiera dar un mensaje oculto para que alguien lo descifre y conozca su secreto a través de los ojos. También muestra como si Federico Díaz fuera un visionario y que esta obra suya fuera un claro ejemplo de sus visiones.

Ambite es un pueblo de leyendas, un lugar único e inigualable, que conmueve a unos y convence a otros, pero sobre todo representa perfectamente a esa España Mágica.

 

 

5 Comments
    • Alvaro Anula
    • Alvaro Anula

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *